Miércoles 07 de Diciembre de 2016
Muy nublado
UF: $26.325,80 | UTM: $46.183 | Dólar Obs.: $662,05 | Euro: $708,61  

Historia de Quilpué

  • Historia de Quilpué
  • Historia de Quilpué
  • Historia de Quilpué
  • Historia de Quilpué
  • Historia de Quilpué
  • Historia de Quilpué
  • Historia de Quilpué
Quilpué es una comuna chilena, capital de la Provincia de Marga-Marga, 1 en la Región de Valparaíso. Forma parte de la conurbación del Gran Valparaíso. Las unidades territoriales son el mismo Quilpué y El Belloto, área que ha mostrado un rápido crecimiento y cuya aspiración es transformarse en una comuna independiente. Esta comuna, es conocida como "La ciudad del Sol"

Etimología

Existen diversas teorías sobre el origen de la palabra. Según algunos Quilpué significa "Paraje de Tortolas", esto es, donde abundan especialmente las tórtolas, si el nombre deriva del mapudungun "cullpo" (tórtola) y "hué" (lugar, paraje, comarca). Pero para otros autores significa "Lugar de la Piedra Lanceta", porque, según se dice, los picunches, los aborígenes que vivían en este sector, eran expertos en la confección de esos artículos que se usaban para practicar sangrías, una muy socorrida arte medicinal que fue usada incluso por la población chilena hasta bien entrada la Colonia. De hecho, la piedra que se usaba para esas lancetas es todavía muy abundante en toda la extensión del valle en que se asienta la comuna de Quilpué. Quilpué es también famosa por las Piedras de Tacitas, las que tenían un uso todavía no totalmente establecido. Aún a fines del siglo XIX podían encontrarse yacimientos arqueológicos donde primaban las piedras tacitas utilizadas por los aborígenes de la zona, algunos de cuyos ejemplos —aunque frecuentemente relegados a rincones alejados de la vista del público, como si de pudor avergonzante se tratara— se encuentran colocados en la Plaza Irarrázabal. Ya en el siglo XIX se sabe que la mayoría de los monumentos megalíticos de la zona fueron destruido, a dinamitazos, por personas ignorantes que creían que en su interior había ingentes cantidades de oro "escondidas por los indios". ("Quilpué, historia de una comuna", Brus Leguás C., 2001.).

Historia

El valle en que asientan las actuales comunas de Quilpué y Villa Alemana fue poblado por los pikunche, a quienes los Kichwa (Quechuas) del Tawantinsuyu sometieron. Los pikunches, bajo sus dominadores kichwas, enviaban al Inka del Qosqo (Cuzco) un tributo consistente en oro que se extraía de las arenas auríferas del estero Marga Marga. Tras la conquista española, los lavaderos de oro de Marga-Marga rindieron tal cantidad que financiaron el inicio de la Conquista de Chile. La leyenda atribuye a Rodrigo de Araya, compañero del conquistador Pedro de Valdivia, la propiedad de las tierras de Quilpué, a quien le fueron entregadas por gracia a su labor en el Cabildo de Santiago. En dicha ocasión Araya pronuncia la solicitud: “Mi señor Gobernador, cumplí con mi deber, sin intenciones de recibir una gracia, pero ya que se me quiere hacer merced de algo, prefiero que me sean donadas las tierras de Quilpué, de esa hermosa hacienda cerca del mar que ya conozco. He visitado esas tierras con Ud. mismo y no puedo borrar de mis ojos la belleza de sus paisajes, ni se mi espíritu, tan delicioso clima; ni olvido el imán de sus montañas ligeras ni el esplendor de sus bosques verdegueantes, de pájaros que nos embelesan con su trino al despertar de cada aurora. Si esto fuera posible, señor Gobernador y amigo, lo estimaría, como el mejor de los premios”. Se dice que Araya debió posponer un tiempo la celebración de este acontecimiento debido a las mejoras que debieron efectuarse al camino de acceso. Los antiguos lavaderos de oro establecidos por los indígenas en el Valle del Marga-Marga fueron mantenidos por Araya quien dio buen trato a los indígenas ya establecidos. Estos asentamientos aborígenes, dieron forma a un caserío diseminado a lo largo del Camino Real de Quillota a Casablanca, el que fue conocido como San José de Marga-Marga, y que fue el verdadero y único centro poblado y administrativo del entero valle. En la realidad, el Cabildo de Santiago tuvo que seguir dictando directrices para la buena administración de los lavaderos, y hasta nombró un Alcalde de Minas, con residencia en San José de Marga-Marga, donde se concentraba todo el quehacer del entero valle. Y las tierras donde actualmente se asienta Quilpué continuaron baldías y abandonadas, salvo en algunos sectores a orillas del estero de Quilpué donde se establecieron algunos rústicos ranchos de españoles. El hecho de que en todo el valle no se conociera de acequías ni de canales de regadío testimonia que ni la ocupación pikunche ni la dominación kitchwa ni la colonización española dieron importancia agrícola a este valle. Poco a poco, como en otros sectores, se fue produciendo una división de la propiedad de la tierra y fueron creándose nuevas haciendas, como la de Las Palmas, por ejemplo. ("Quilpué, historia de una comuna", Brus Leguás C., 2002.).

Quilpué tras la independencia

A mediados del siglo XIX y definitivamente tras la construcción de la vía férrea, adquirió importancia el pequeño caserío rústico de Quilpué, formado a lo largo del Camino Real de Valparaíso a Limache, y perteneciente al Departamento de Limache.

El 14 de octubre de 1893 se creó la Comuna de Quilpué, con asiento en la aldea del mismo nombre, y que abarcaba el territorio al norte de la cuenca del estero Marga-Marga, valle que pertenecía y siguió perteneciendo al Departamento de Casablanca.

El 25 de abril de 1898, se otorgó a la entonces villa de Quilpué el título de ciudad. Quilpué nunca había sido fundada, como es el caso de otras ciudades de Chile, hasta el 25 de abril del año 2008, cuando se firmó el Acta Fundacional de la Ciudad. Como Valparaíso y otras ciudades que han nacido en forma espontánea, Quilpué no tiene plano de calles (como Santiago, Quillota o San Francisco de Limache) debida a un acto fundacional. Es por eso el desórden de calles en el centro de la ciudad, que es el área donde aparecieron las primeras edificaciones, quizá ya en el siglo XVIII.

El documento fue firmado por el alcalde Mauricio Viñambres; el Gobernador Provincial, Ricardo Bravo; el Párroco de Quilpué, Msñ. Jaime Dafonseca; el decano de los sacerdotes de Marga-Marga, Pbro. Jorge Romero, y el Notario Carlos Swett.

Con el tiempo, Quilpué adquirió tal importancia que se convirtió en el centro poblacional y administrativo de primer orden del valle entero, absorbiendo a aldeas como Paso Hondo, por ejemplo, y enviando al olvido a Chircana.

Escudo de la comuna

El escudo de quilpué esta partido y cortado conformando tres campos, uno a su derecha y dos a su izquierda.En el sector superior de su campo derecho en de azur trae un sol de oro en jefe y en punta una Piedra Tacita de su color.

En su campo izquierdo superior en campo de gules, de plata un casco español (morrión), y sus armas representando la sangre de los indios, primeros habitantes del actual Quilpué. Ambos elementos conjugados están presentes en las generaciones de hoy.

En el campo inferior izquierdo y en campo de oro en razón de los lavaderos de oro que concentraron la atracción hacia Quilpué, una tórtola acogiendo la traducción de la voz indígena Quilpue que significa “lugar donde anida o habita la tórtola”.

El ornamento exterior de este escudo está constituido por ramas de vid en oro, producto abundante que dieron las tierras de Quilpue y complementado con una corona mural que es relativa a ciudades.
Completa este escudo una divisa en oro con leyenda en sable, “I. Municipalidad de Quilpue ”.
El 21 de diciembre de 1983, siendo Alcalde el Sr. Arturo Longton Guerrero, por Decreto Alcaldicio Nº 1185, se instuye el Escudo de Armas Oficial de la Comuna de Quilpue.

Quilpué en el Siglo XXI



Al asumir la nueva administración comunal, en el año 2004, el alcalde Mauricio Viñambres inició un intenso trabajo tendiente a posicionar a Quilpué como la capital de la Provincia de Marga Marga.

Un paso fundamental fue la reducción del histórico déficit de pavimentos, que en ese entonces era de casi un 50%. Tras un intenso trabajo que implicó gestiones ante las autoridades de Gobierno y un fuerte impulso a los Comités de Pavimentos Participativos, se ha logrado reducir ese déficit y hoy día casi un 80% de las calles ya cuentan con pavimento.

Otro aspecto fue fortalecer la Educación Municipal, logrando la construcción de 3 nuevos establecimientos, así como la ampliación y remodelación de las 25 escuelas y liceos de la comuna.

En materia de salud, se construyó el primer Cesfam en Los Pinos y actualmente está en ejecución un nuevo Centro de similares características en Belloto Norte.

Provincia de Marga-Marga

Hasta el 11 de marzo de 2010, Quilpué perteneció a la Provincia de Valparaíso, fecha en que entró en vigencia la ley que creaba la Provincia del Marga-Marga, cuyas comunas son Quilpué (como capital), Villa Alemana, Limache y Olmué. El gran desarrollo demográfico que habían logrado estas comunas respaldó la idea de subdividir la Provincia de Valparaíso.

Tradicionalmente las comunas de Quilpué, Villa Alemana, Limache y Olmué han sido consideradas ciudades dormitorio, ya que la mayoría de su población economicamente activa trabaja en Valparaíso y Viña del Mar. En el último tiempo el desarrollo comercial e inmobiliario de Quilpué, ha diversificado las alternativas laborales en la comuna.

Demografía

Según los datos recolectados en el Censo del Instituto Nacional de Estadísticas, la ciudad posee una superficie de 537 km2 y una población de 128.578 habitantes, de los cuales 61.329 son mujeres y 67.249 hombres.

Quilpué acoge al 8,35% de la población total de la región. Un 1,31% (1.685 habitantes) corresponde a población rural y un 98,69% (126.893 habitantes) a población urbana.

No obstante lo anterior, se estima que, debido a los varios proyectos inmobiliarios que se han implementado en la comuna, la población para 2008 ya está en los 150.000 habitantes.

Transporte

El ferrocarril conformó parte esencial en el desarrollo de la comunal. Si el ferrocarril se hubiera construido de acuerdo al trazado original que se había considerado, por la costa hasta Concón, seguramente Quilpué y Villa Alemana no hubieran logrado el crecimiento, desarrollo y progreso que alcanzaron. Las vías del ferrocarril no dividieron a los sectores poblados, sino que unieron y aglutinaron a amplias áreas en torno a las estaciones que se fueron estableciendo. No obstante, en la actualidad, el crecimiento de este amplio sector del Gran Valparaíso ha quedado particionado por la línea férrea.


A tales estaciones acudían los productos de la tierra para ser embarcados hacia sus mercados y destinos. En la actualidad, el Metro de Valparaíso está completando la implementación de la modernización del sistema de transporte ferroviario entre las comunas de Valparaíso y Limache, que es a lo que ha quedado reducida la red ferroviaria otrora orgullo nacional que a mediados del siglo XIX unió la capital con el primer puerto de la República en una hazaña reconocida por todos y en todas las esferas.

En pocas décadas después de concluida esa hazaña, que se sumaba a la del ferrocarril de Copiapó, el primero de Chile y de Sudamérica, era posible viajar desde Quilpué a puntos tan extremos como Puerto Montt e Iquique sin grandes problemas en un medio que era seguro, cómodo y no solamente una arteria de comunicaciones sino un verdadero polo de desarrollo. Originalmente, el tendido ferroviario debía seguir hacia el norte, alcanzando a Reñaca y luego a Concón. Pero un nuevo experto que llegó a hacerse cargo de las obras de construcción determinó que era demasiado peligroso aventurarse a construir el ferrocarril por las arenas y dunas que dominan el paisaje de Reñaca y Concón, y osó aventurarse a proponer un nuevo trazado por la quebrada del estero de Viña del Mar hasta Las Juntas, desde donde podía seguirse la quebrada que enmarca al estero de Quilpué hacia el interior.

Metro Estación Quilpué

Inaugurado el 23 de noviembre de 2005, y sucesora de la MERVAL de EFE, Metro Valparaíso cuenta con 1 línea a lo largo de la capital regional y su área metropolitana; partiendo en la comuna de Valparaíso, pasa por Viña del Mar, siguiendo por las comunas de Quilpué, Villa Alemana hasta terminar en Limache, una comuna que no pertenece al Gran Valparaíso pero se trazó hasta allí ya que muchos de sus ciudadanos usaban el antiguo servicio de MetroTren, que operaba MERVAL, filial de EFE en Valparaíso y la misma que maneja el Metro hoy en día. La línea 1 cuenta con 20 estaciones de las cuales las más importantes, en su mayoría, se corresponden con los centros de las comunas del Gran Valparaíso y son las estaciones Puerto, Barón, Viña del Mar, Quilpué, Villa Alemana y Limache.


Con la modernización realizada en 2005, por desgracia, y salvo en Viña del Mar, el trazado ferroviario no tuvo grandes cambios. Esto ha generado en el Puerto que la vía continúe a nivel de calle, lo mismo ocurre en las comunas del sector oriente del área metropolitana porteña, en donde los enrejados han divivido a las áreas urbanas en dos partes.

A esto se suman una serie de iniciativas que no pudieron concretarse como una línea 2 a Reñaca y el soterramiento en Valparaíso por avenida Pedro Montt a la Aduana, ya que las fallas del Transporte Urbano de Valparaíso que debía alimentar al Metro con pasajeros no permitieron el adecuado desarrollo del sistema que, recién despuntando el 2011, logra cifras exiguamente azules.

Sumado a estas in eficiencias podemos darnos cuenta que, como todo trasporte en la actualidad, la falta de continuidad en los recorridos del metro crea un ambiente parecido al metro de santiago, donde a la circulación de gente aumenta, la incomodidad se acrecienta y los reclamos por parte de los usuarios aumenta.

Si bien la modernización de esta linea férrea ha otorgado mejorar los tiempos de recorrido, sigue sumando déficit.

Fuente: Wikipedia
26.726