Jueves 23 de Noviembre de 2017
Nublado
UF: | UTM: | Dólar Obs.: | Euro:  

Jueves 05 de Abril de 2012

Inician instalación de esculturas de Mario Irarrázabal en Quilpué

Las obras fueron donadas a la ciudad por el connotado artista, quien valoró el interés evidenciado por el Municipio.
  • Inician instalación de esculturas de Mario Irarrázabal en Quilpué
  • Inician instalación de esculturas de Mario Irarrázabal en Quilpué
  • Inician instalación de esculturas de Mario Irarrázabal en Quilpué

Con enorme alegría, recibió el alcalde Mauricio Viñambres la llegada de las esculturas donadas por el destacado artista chileno Mario Irarrázabal, obras que están siendo montadas en los sectores de Canal Chacao y Paso Hondo.

Se trata de 5 esculturas de gran tamaño, que hasta ahora permanecían en un predio de Peñalolén a la espera de un sitio óptimo para ser montadas y que ya están en proceso de instalación, en un trabajo que es supervisado personalmente por el artista, quien destacó la importancia de incorporar el arte en los espacios públicos.

“Con una escultura uno puede crear un hito, hacer que una parte de la ciudad tenga un carácter distinto, tal como se puede hacer con una plaza o árboles lindos, pero una escultura se le puede dar un toque más poético, hay un encanto especial”, señaló Irarrázabal.

Respecto de la elección de Quilpué para instalar sus obras, Mario Irarrázabal explicó que esto comenzó casi por casualidad, a través de amistades, pero fue la favorable reacción y entusiasmo del Municipio y de sus autoridades lo que les hizo mecedores de tan valiosa donación. “La reacción de la gente de la Municipalidad fue fantástica, ellos ganaron por entusiasmo”, comentó.

Aporte patrimonial
Al respecto, el alcalde Mauricio Viñambres agradeció este enorme aporte a la ciudad, sobre todo por tratarse de obras de un enorme valor que, podrían haberse perdido, pese a tratarse de un artista de una vasta y reconocida trayectoria internacional.

“Creo que aún nos falta como país reconocer a nuestros propios artistas. Paradójicamente, se valoran más en el extranjero, como es el caso de Mario, que es tremendamente reconocido en Europa”, señaló Viñambres.

El jefe comunal quilpueíno recalcó que “para nosotros es un tremendo honor, puesto que se da un sello especial a la ciudad capital de la Provincia de Marga-Marga, con obras que son reconocidas a nivel mundial. Espero que la gente cuide, porque esto va a ser parte del patrimonio de todos los quilpueínos y bellotinos y parte del patrimonio del todo el país”.

Mario Irarrázabal

Cabe destacar que, a sus 71 años, Mario Irarrázabal ha sido distinguido tanto en Chile como en el extranjero por una producción escultórica con materiales tales como bronce, aluminio, piedra, madera y hormigón.

A través de un estilo figurativo, el artista comunica sus ideas en torno a una temática cristiana- humanística, de marcada tendencia social: la injusticia, la incomunicación, la soledad, etc., aspectos redimidos siempre por su confianza en el amor.

Obras

Si bien ha desarrollado mayoritariamente obras de pequeño formato, las esculturas de grandes dimensiones han logrado un gran realce, como es el caso de las manos de cemento que se encuentran en las arenas del desierto chileno, en Punta del Este, en Venecia y Madrid, dispuestas de modo tal que simulan emerger de la tierra.

En el caso de las obras que se instalará en Quilpué, el propio Irarrázabal destacó que las 5 esculturas tienen temas distintos, en que se busca no ser demasiado explícito para generar la posibilidad de diversas y personales interpretaciones.

“Esta escultura yo la llamo Puerta Azul, que tiene que ver con el hombre de Leonardo da Vinci como centro del universo, pero aquí se traspone un poquito también con un Cristo. Es una trasposición bien difícil y en el arte es bueno eso de que haya cosas que tengan 2 lecturas posibles e incluso contradictorias, entre el hombre que es plenitud, que domina todo y el hombre que está agobiado por los problemas, las guerras, etc.”, analiza el artista.

En este contexto, valoró que las obras queden instaladas en espacios públicos abiertos y accesibles a toda la población, que la gente se acerque y las toque, que los niños jueguen y corran, “lo principal es que ayuda a que la ciudad sea más humana, que haya lugares más interesantes y que las personas pueden ni digan vivo a 2 cuadras de tal paradero, sino que vivo 2 cuadras después de ese mono azul”.

Nota referencial: Mario Irarrázabal también es autor de la escultura ubicada en Av. Argentina, afuera del Congreso.



2.784

Quilpué en tu Email

Recibe nuestras novedades en tu email